miércoles, 10 de octubre de 2012

El asombroso e inquietante dibujo de un niño abducido de 4 años


Esta historia llevaba años rondándome la cabeza y jamás había pensado comentarla o escribirla. Pueden tomarsela a broma, o si lo prefieren, pasarlo por alto, como una tontería de niños; quizá sea la opción mas fácil para mantener la cordura. Pero si siguen leyendo estas líneas, si siguen queriendo saber algo de este incidente, estoy seguro de que es por algo. Algo que le ha sorprendido de este dibujo de portada.

Lo que le pasó al pequeño John, un niño norteamericano que en 1987 sorprendió a su psicólogo con dos dibujos que explicaban qué le pasaba por las noches, es una historia que merece la pena ser contada. Pueden ser cientos de cosas, fantasías, terrores nocturnos, pesadillas, pero lo cierto es que el nivel de detalle del dibujo es tal que merece la pena un análisis del mismo. Este niño de 4 años pertenecía al grupo de supuestos abducidos que fue investigado por el Dr. Budd Hopkins en la década de los 90 y la historia que contaban sus dibujos refleja punto por punto las historias de los adultos al respecto de una abducción tipo. Que podamos creer o no en la veracidad del caso depende de nuestros propios fundamentos como persona.




Mamá,... "¿por qué ya no me quieres". Así se levantó el pequeño John (no se conoce el apellido) una mañana de Septiembre de 1987, llorando a los pies de la cama de su madre. El niño estaba completamente traumatizado, con stress post-traumático derivado de una experiencia que había vivido la noche anterior. En la consulta psiquiátrica el niño realizó un dibujo contando lo ocurrido, una práctica habitual para conocer el estado de los niños de esa edad ante alguna situación que les preocupa o que les perturba. El niño explicaba en dos partes bien diferenciadas qué le había pasado. Pasamos a describir qué se ve en este dibujo de manera psicopedagógica:



Vaya por favor, comprobando los detalles según estudiamos cada punto.

1. En el dibujo se ven tres cuerpos. El mas grande es el niño que está en primer plano y en el centro. Él se ve como protagonista, detalle que se aprecia también en las estrellas que rodean su nombre sobre su cuerpo.

2. El pequeño John se ve a sí mismo aterrado. Primero dibujó una cara triste, pero se ve como modifica su dibujo hacia una dentadura apretándose, símbolo de miedo o pánico. 

3. John se dibuja a sí mismo con los ojos vizcos, mostrando tensión en el momento vivido que tanto le ha impresionado. 

4. Alrededor de la cabeza se observan unas ondas de movimiento o de sonido, y aunque el niño es muy pequeño, pueden simbolizar movimiento alrededor de su cabeza, con vibraciones o con algún tipo de mensaje que pudiera estar escuchando alrededor.

5. El niño se dibuja con zapatillas mientras que a los dos seres les dibuja pies de manera simplificada. No se pudo fijar bien en los pies de los seres, pero sí en los suyos, si hubiese estado tumbado.

6. Los análisis de los seres son impresionantes. El pequeño John dibuja al ser con unos gigantescos ojos negros. El dibujo está muy marcado. Se tiró mucho tiempo rellenando de color negro esa parte. Quería reflejar lo que más le impresionó: los ojos.

7. Mientras que John se dibuja a sí mismo con nariz, los seres no la tienen. Es curiosísimo el hecho de que también expone la pigmentación de la piel de estos seres, como si hubiesen estado tan cerca de él como para haber podido ver hasta los poros de la piel.

8. La cara de los seres es inexpresiva. No le dibuja expresión alguna. No tienen pelo y John sí se dibuja con pelo. El ser de la izquierda le está mirando, está centrado en él. El de la derecha parece manipular unos mandos y botones y un monitor. El ser de la derecha no le presta atención, pero está cerca de él en un entorno cerrado, como así se aprecia en el detalle de poner un techo con ondas.

9. Da la impresión  de que el niño dibuja una especie de cremallera o pliegue cerca del cuello como si estuviesemos hablando de un mono ajustado a la piel de estos seres. La altura de los seres es incluso menor a la del niño de 4 años.

10. Cuando el niño dibuja los brazos de los seres hay una modificación. Los borra y los hace mas largos, porque posiblemente se acuerde de que eran anormalmente largos. Los dedos de las manos también han sido modificados para hacerlos mas largos. Esto al compararse con los dedos de sus manos, queda claro que es una mención a lo que pudo impresionarle el tamaño de los dedos. A los seres les dibuja cuatro dedos en vez de dos, excepto en la mano que le toca que parece moverse.

11. Los seres teóricamente habrían tenido algún tipo de contacto físico con él, porque el niño expone la mano derecha del ser a punto de tocarle.

12. En el entorno se aprecia que la "silla" del ser de la derecha parece estar hecha de un solo bloque y pegada al suelo.

Hasta aquí, el dibujo de la supuesta abducción. El niño también dibujó la manera con la que salió de su casa.:


El dibujo es menos descriptivo. John ve la casa con las ventanas, se dibuja a sí mismo diciendo, oh god, (como decir, dios mio). El efecto de las rayas encima y debajo emulan a que el niño lo vivió como una salto gigantesco. 

El objeto es peculiar, como pueden observar: lenticular, morado y con una gran luz naranja en el centro. Se observa como una especie de foco de luz hacia el que va el niño. hay tres iguales, uno delante, otro detrás, y en el medio. Existe otro objeto cerca de la escena que es muy brillante (color amarillo intenso), muy definido (el negro remarcando la figura, que incluso podría presentar una sombra exterior), y refulgente (se ve un polvo de desprendimiento de material o de brillo de alta temperatura al quemar un combustible gaseoso.

Hasta aquí el análisis. Siempre he pensado que el nivel de detalle del caso está muy por encima del nivel de copiado o el nivel de inventiva de un niño de 4 años, y las modificaciones indican que el crío recordaba detalles a medida que iba dibujándolo. ¿Qué le pasó al niño John en 1987? Creo que nunca lo sabremos, pero a día de hoy si sigue vivo, ese chico tendrá mi edad. Hoy ilocalizable, un caso rarísimo e inencontrable, nos encantaría poder hablar con él para que nos contara su experiencia si es que se acuerda de algo. Tiene toda una vida para recordarlo.

Ufopolis.NET 2012.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...